lunes, 28 de enero de 2013

Desarrollo del embrión

El ser humano se desarrolla rápidamente. Dando un resumen rápido del desarrollo del niño, se podrá argüir “no es una persona aun” mentalmente. El sistema cardiovascular es el primer sistema importante en funcionar. Cerca de los 22 días tras la concepción el corazón del niño comienza a circular su propia sangre, unido al de la madre, y sus latidos pueden detectarse por ultrasonido. En tan sólo seis semanas, los ojos del niño y los párpados, nariz, boca y lengua se han formado. Actividad eléctrica del cerebro puede ser detectada a la sexta o séptima semana, y al final de la octava semana, el niño, ahora conocido científicamente como feto, ha desarrollado todos sus órganos y estructuras corporales. Por diez semanas después de la concepción el niño puede hacer movimientos corporales. Hoy día, los padres pueden ver el desarrollo su hijo con sus propios ojos. El ultrasonido obstétrico hecho por lo general a 20 semanas de gestación, provee no solo imágenes en tiempo real en video de la actividad del niño en el vientre: junta sus manos, chupa su pulgar, bosteza, se estira, tiene hipo, cubre sus oídos ante un ruido fuerte cercano, hasta sonríe. 
La medicina confirma también la existencia del niño antes de nacer como una persona humana distinta. La cirugía fetal se ha convertido  en una especialidad médica, e incluye la disposición por separado de la anestesia para el bebé. Pueden citarse algunas de las cirugías realizadas en niños no natos: como bypass de la obstrucción del tracto urinario, remoción de tumores de la base del coxis, tratamiento de cardiopatías congénitas y muchas otras.
Si medicina y ciencia no persuaden su audiencia, considere citar autoridades “pro elección”. La mención “pro elección” de la feminista Naomi Wolf quien en un artículo sin precedentes de 1996, argumenta “la plena humanidad de feto” y que el aborto causa una “muerte real”. Recientemente Kate Michelmal, presidente por largo tiempo de NARAL “pro elección” de América, reconoció que la tecnología ha ayudado a clarificar la definición de la gente y su pensamiento acerca del feto como un completo ser humano, que respira humanidad. 
En resumen: quienes justifican el aborto, sosteniendo que “nadie sabe cuando comienza la vida” no argumentan ciencia, sino su propio pensamiento político, filosófico o religioso. Sus argumentos no son acerca de cuándo comienza la vida, si no acerca de cuando la vida merece un reconocimiento y protección legal. Y esto nos lleva a nuestro siguiente tema: la ley. Argumentando desde la ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada