viernes, 25 de enero de 2013

Embarazo no desado: Di sí a la vida Esta página web pretende ayudarte cuando te encuentras ante la situación de un embarazo inesperado. Puedes tener sensación de agobio, ansiedad, angustia, pero sobretodo el pensamiento de que el nacimiento de ese niño no es posible para ti. ¿Las razones? Pueden ser muy variadas, todas comprensibles; me imagino que la mayor razón que te puede agobiar es la falta de apoyo o rechazo total del padre del niño, a continuar con ese proceso de la vida del niño. Otras razones que te pueden agobiar son la falta de medios económicos, la ausencia de un trabajo estable, la temprana edad para el embarazo, la falta de estabilidad en la pareja, etc. Pues cuando todo está contra ti y no ves otra salida, aquí te ofrecemos una ayuda, que puedes obtener llamando a la puerta de estas tres instituciones que te proponemos: Allí te atenderán, te ofrecerán una mano a cambio de nada, y te pueden orientar en muchos aspectos para que seas valiente y puedas llevar tu embarazo adelante. Quizá podrás afrontar la situación de encargarte de tu propio hijo o darte la posibilidad de darlo en adopción. El aborto es mejor comprendido, cuanto más se da cuenta de que es inhumano, contra la vida y la mujer. La idea de que estamos en el asunto de “cambiar corazones y mentes” se ha reducido a un lamentable cliché, pero no es menos cierto. El aborto es diferente de cualquier otro debate social moderno hoy, y muchas personas sufren por su causa. Completamente en oración, y por el bien de las mujeres y sus bebés, iremos pues a sus corazones y mentes, armados con el conocimiento y animados por la compasión. Levántate en defensa de un ser vivo indefenso Son largas y complejas las discusiones que llevan a una madre a plantearse la decisión de no seguir con un embarazo no deseado, interrumpirlo y truncar el desarrollo de un feto que no tiene la culpa de las desavenencias de los adultos, las irresponsabilidades de los adolescentes, y las relaciones sexuales forzadas o violentas, que desencadenan un embarazo no deseado. Por ello, se necesitan muchas voces de aliento que se levanten en defensa de los derechos de las pequeñas criaturas, que antes de hablar o de caminar, ya se quiere eliminar su canto y su movimiento, con aparentes razones injustificadas. En las leyes de los países y en los Órganos legislativos encargados de velar por los derechos de las personas, entran en el dilema si es mejor defender los derechos de la madre por encima de los del niño, quien no tiene forma de gritar a los cuatro vientos que solo desea tener un parto normal y salir al mundo a respirar su aire, que a pesar de no ser tan puro, les permiten vivir su proceso y su misión para los cuales fueron concebidos. Por supuesto que existirán voces que defiendan que el aborto como un mal necesario, ya que existen casos como la violación o la puesta en peligro de la vida de la madre o una malformación del feto, que justificarían este hecho, para algunos atroces y para otros necesarios. Pero no se debe tomar tan a la ligera esta decisión de eliminar la vida de un nuevo ser, cuya vida es pura independientemente de su origen. Los embarazos no deseados, necesitan de mucho acompañamiento y asesoría a la madre, muchas veces muy joven y angustiada por los cambios que se le vienen encima. En la serenidad encuentras la sabiduría, y por ello siempre será conveniente buscar espacios del diálogo y la meditación, permitir que la madre se comunique con su bebé recién concebido, así sea en forma espiritual. De dicho diálogo podrán salir reflexiones y los mejores consejos, que siempre provienen de nuestro interior, diáfano y sincero. Un embarazo involucra todas las partes del ser humano, su aspecto físico y mental, el aparato emocional y por supuesto el ambiente espiritual. Un embarazo no se trata solo de mareos o de nauseas, porque detrás del bebé que se irá desarrollando en forma asombrosa, se encuentra una parte de cada uno de nosotros, los genes de la madre, de sus abuelos y tíos. Existen vínculos inseparables y por ello la connotación del cordón umbilical que los une mientras permanezcan en el vientre. Es un lazo tan fuerte que quedará grabado para siempre. La parte emotiva y psicológica juega un papel fundamental en el embarazo, en la salud y bienestar tanto de la madre como del bebé, y de toda la familia y conocidos que le rodean. Con frecuencia se presentan cambios en el estado de ánimo, que deben tomarse como tal, simples cambios, y no de hechos trascendentales, porque a veces la óptica de las situaciones o de los problemas se magnifican en estos momentos donde las emociones hacen efervescencia. Mucho acompañamiento, cariño y comprensión, se necesitarán en estos períodos de inestabilidad, propios de un embarazo y más si no es deseado. Una madre en embarazo necesita de todo el apoyo y la paciencia, el amor y la comprensión, mucho trabajo físico, mental, emocional y espiritual. El trabajo físico se relaciona con el ejercicio, la dieta adecuada, sin tener que sacrificar uno que otro gusto, pero siempre buscando que las vitaminas y proteínas estén presentes para alimentar a dos personas, una de las cuales se encuentra en pleno crecimiento. El trabajo mental se vincula con la comprensión de la creación y procreación, las razones de por qué se debe preservar la vida por encima de cualquier otra consideración, los efectos y reacciones que se pueden desencadenar con una actitud negativa hacia el embarazo, la independencia del bebé de cualquier otro origen que lo concibió, ya que no tienen la culpa de los errores de los adultos o de los adolescentes. El trabajo emocional le atañe al manejo natural de la depresión, revertir la tristeza para que aparezca una sonrisa, encontrar en el panorama por feo que se vea algún ángulo optimista y esperanzador. Hacer ver a la joven madre que sus emociones se traspasan al bebé de la misma manera como lo hace la comida, y que el nuevo ser necesita de nutrientes físicos y emocionales para que se desarrolle en equilibrio y armonía. No podrá quedar atrás el trabajo espiritual, la meditación, la conexión interna y con algún ser superior para encontrar consejo y paz dentro de la turbulencia. Allí probablemente descifrarás los enigmas y podrás establecer relación con ese pequeño ser que se encuentra dentro de ti, hace parte de ti y tiene derecho a tener su oportunidad de vivir plenamente y con todas la garantías de bienestar, las cuales están en tus manos. Levántate en defensa de un ser indefenso pero que goza de todas las facultades y tiene todas las oportunidades, las cuales apenas comienzan. No les cortes las alas y permítele volar, que pueda desarrollar su misión para la cual fue creado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada